"La evolución a esta nueva 'El Internado: Las Cumbres' nos daba la posibilidad de potenciar el género, el terror". Jesús Rodrigo

Amazon Prime Video estrena como «Exclusive», ‘El internado: Las Cumbres‘ el esperado reboot de la serie de Antena 3. Años después desde su conclusión, nos trasladamos a un lúgubre lugar en el que chicos rebeldes conviven con férrea disciplina en un remoto lugar en medio de un bosque lleno de misterios.

Para saber más de esta nueva Internado y saber qué diferencia una serie de la otra, hemos podido hablar con Laura Belloso, cocreadora de la serie, y los directores Jesús Rodrigo y Denis Rovira.

Vosotros ya estuvisteis trabajando en ‘Laguna negra’, ¿de dónde surge esta nueva versión?

Laura Belloso (LB): «Esto es una iniciativa de los dueños del formato, de Buendía y The Mediapro Studio, que me llamaron para proponerme la idea de hacer un reboot. La idea viene de la necesidad —en un panorama de muchísima oferta de ficción— de generar productos que destaquen por algo. Y pensamos que la nostalgia era un sentimiento muy poderoso que podía atraer a mucha gente. Surgió la iniciativa de generar un reboot, la idea de ser una historia nueva, una narración completamente nueva, que satisfaciera a los antiguos fans pero que fuese una historia independiente que no fuera deudora en cuanto a contenido de la antigua. Y así fue como llegamos hasta aquí.»

Actualizando el Internado a los nuevos tiempos

El internado. Monasterio

Esta nueva Internado se ve más lúgubre y oscura, Jesús, Denis, como directores, ¿qué habéis querido potenciar a la hora de realizar este reboot?

Jesús Rodrigo (JR): «En primer lugar la evolución de la serie a esta nueva versión de ‘El Internado: Las Cumbres’ nos daba la posibilidad —al ser para una plataforma, un formato de 50 minutos— de profundizar un poco más en el género y concretar un poco más hacia qué público queríamos ir y desde el principio el trabajar las atmósferas, la luz, la ambientación y el poder hacer una serie un poquito más oscura y potenciar el género, el terror, los conflictos emocionales de los personajes, hacerlos desde el guion más complejos y poder trabajar más con los actores esos aspectos.»

«El ser para una plataforma y de 50 minutos nos daba la posibiliad de profundizar más en el género»

Denis Rovira (DR): «Teníamos referencias muy visuales, queríamos hacer algo con una fuerza visual específica. Algo que destacara también por la colorimetría, por el color, el uso de la luz, las atmósferas como decía Jesús… y luego provocar un poco al espectador. El guion ya tiene de eso, hemos sido muy fieles a los guiones, y en series tienes el guion que es férreo. Está Laura ahí, marcándote [risas] para que no nos salgamos del guion. Pero tienes ese margen. Nos han dado mucha libertad para hacer algo más visualmente atractivo, utilizar las herramientas que teníamos al alcance y, sobre todo, hacer hincapié en ciertas emocionoes, potenciar aquellos que tenía margen de provocar sensaciones al espectador, que no quede plano. Que haya emociones, momentos más oscuros, más de tensión, y momentos de todo, porque es una serie que tiene buen equilibrio en cuanto a temas universales (amor, odio, relaciones personales…) todo esto se ha trabajado mucho en ensayos y ya desde la base del guion.»

A la hora de construir este internado, ¿cuales han sido vuestras principales referencias? porque a nosotros nos venía un aroma a esa ‘La residencia’ de Chicho Ibáñez Serrador, por ejemplo.

DR: «Te hablo visualmente. Yo tengo un libro que hemos compartido con los directores de referencias de todo tipo pero muy actuales. Obviamente ‘La residencia‘ de Chicho es una buena referencia pero también dramas carcelarios, películas de género… hay momentos muy intensos de thriller moderno… Muchísimas referencias. Yo creo que ha sido muy dispar a la hora de enriquecer no solo con un solo tono sino también con un tono romántico en ciertas historias. Referencias modernas de series y películas actuales.JR: Sí, ha sido aunar todo eso.»

LB: «El propio espacio también, la elección de un monasterio para que fuera el internado —con ese precipicio, rodeado de montañas, de un bosque umbroso y el hecho de que la trama entronca un poco con la edad media, con una lucha, etcétera—. Todo eso ya genera una ambientación que es muy sugerente. Te remite a un tipo de look. Aún así yo creo que hemos conseguido tener una personalidad propia. Hemos intentado ser originales y que ese lenguaje visual respondiera a lo que estábamos contando, a la narración que tenía la dificultad esta de aunar lo moderno con lo antiguo. Ahí ha estado el trabajo. Hemos conseguido en esa mezcla tener un ADN propio.»

La cárcel de los jóvenes

Internado disciplina

Otra curiosidad de la serie es el uso de las consignas, omnipresentes, ¿teníais hecho ya un «reglamento» para este Internado o habéis ido improvisando según la necesidad?

Todo de alguna manera se ve afectado por este tipo de norma rígida, «esta juventud se merece un Internado»

LB: «No hay nada improvisado aquí [risas]. Lo que teníamos claro es que teníamos que generar un universo que se rigiera por sus propias normas y eso pasaba porque el propio colegio tuviera una personalidad propia muy marcada. De ahí la decisión de que sea un sitio con una disciplina férrea, cuasimilitar, y que tiene que ver con el uniforme, con que los chavales son considerados un poco números y viven con una carencia total de libertad dentro de ese lugar. Esto genera un tipo de estética: unas filas de chavales haciendo deportes todos juntos, una serie de rutinas que tienen que ver con la humillación pública, que le llamamos a este castigo, las neveras a las que les mandan, la megafonía que marca constantemente el ritmo de sus vidas. Todo eso hace que cuando el espectador le llevamos a este sitio sepa que ha entrado en un universo peculiar, donde solo allí sucede este tipo de cosas, esta mezcla de acontecimientos. Todo eso lo generamos muy conscientemente, queríamos que fuese una marca de ‘El Internado las Cumbres’.»

DR: «Y a la vez ves a nuestros héroes y te identificas con estos personajes que quieren salir de las normas, de lo establecido, no quieren ser uno más, no quieren estar bajo un yugo de la institución sino que de alguna manera quieren ser ellos mismos. Es una historia sobre identidades, buscar tu propio yo, experimentar más allá de lo establecido, por eso forzamos ciertas situaciones interesantes con los chavales. Son personajes reales de hoy en día con sus miedos. Todo de alguna manera se ve afectado por este tipo de norma rígida, «esta juventud se merece un Internado». La campaña es buenísima, hubo muchas reacciones, la gente se rebela a eso. A todos nos gusta ser libres y es lo que te priva este lugar.»

LB: «Y también, narrativamente es muy interesante poner a los personajes en situaciones límite, con momentos hostiles, porque ahí es donde se rebelan de verdad y se ven sus objetivos, sus verdaderas personalidades. Era divertido hacerlo así.»

Pendientes de la temporada 2

{«videoId»:»x7ze36p»,»autoplay»:true,»title»:»El Internado Las Cumbres – Tráiler Oficial»}

Por último, hemos querido saber sobre qué dirección tomará la temporada 2 de la serie, si bien lleva rumoreada desde hace tiempo, Laura Belloso es cauta:

«Bueno, no sabemos si va a haber segunda temporada. Necesitamos que esto funcione muy bien, que sea un superéxito y que nos la encarguen. Tenemos la esperanza de que sí, porque además esta historia está planeada para ser más larga.»

(function() {
window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {};
var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0];
if (_JS_MODULES.instagram) {
var instagramScript = document.createElement(‘script’);
instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’;
instagramScript.async = true;
instagramScript.defer = true;
headElement.appendChild(instagramScript);
}
})();


La noticia

«La evolución a esta nueva ‘El Internado: Las Cumbres’ nos daba la posibilidad de potenciar el género, el terror». Jesús Rodrigo

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Albertini

.



Source: Blog de Cine